Acerca de Globalstar
Infraestructura Espacial

SATELITES LEO ( LOW ORBIT EARTH) DE SEGUNDA GENERACIÓN GLOBALSTAR

El sistema de satélites de Globalstar emplea una red transparente con acceso múltiple por división de código (CDMA), cuyo diseño persigue su integración en las redes públicas móviles terrestres. Esta red está constituida por una constelación de 48 satélites distribuidos en seis planos, orbitales. Las órbitas son circulares, con una inclinación de 52º respecto al ecuador y se ubican a 1414 km de altitud con un período orbital de 113 minutos. Se utilizan las bandas S y L para los enlaces de los móviles y la banda C para las conexiones entre satélites y estaciónes terrestres o “gateways”.

La nueva generación de satélites de Globalstar está conformada por un grupo de satélites de órbita baja (LEO) estabilizados en tres ejes, consistentes de un cuerpo principal trapezoidal con dos arreglos de paneles solares. Los nuevos satélites han sido diseñados para tener una vida útil de al menos 15 años. Para ayudar a asegurar la confiabilidad de la vida del diseño, esta segunda generación posee una arquitectura muy robusta la cual ha puesto particular énfasis en la redundancia de sus sistemas de administración y de radiación. Adicionalmente, cada cadena operacional de la nave ha sido cuidadosamente analizada para la implementación de redundancias y tolerancias para minimizar así los puntos posibles de falla.
Cada satélite de Globalstar de segunda generación pesa aproximádamente 700 Kg y entrega una potencia de 1.8 KW, está equipado con 16 transponders de banda C a S y 16 transponders de banda L a C. El cuerpo trapezoidal del satélite está fabricado en aluminio rígido, en el que su forma trapezoidal fue seleccionada para conservar el volumen y para permitir el montaje de varios satélites dentro del payload del vehículo de lanzamiento.

El satélite opera mediante un cuerpo estabilizado en tres ejes y utiliza sensores de sol, de tierra y un sensor magnético para ayudar a mantener su disposición. El satélite utiliza propulsores para elevación de su órbita, para maniobras de posición de la estación y para control de la disposición del mismo. Los propulsores de la nave utilizan como combustible un sólo tanque de propelente a bordo de la unidad. Los dos arreglos de paneles solares proporcionan la fuente primaria de energia para el satélite, mientras que un conjunto de baterías son utilizadas durante los eclipses y en periodos de tráfico pico. Los paneles solares automáticamente siguen la posición del sol a medida que el satélite circunda la tierra, aportando así el máximo posible de exposición a la luz solar.

El corazón de un satélite son sus sistemas de comunicación. En lo nuevos satélites estos sistemas están montados en el módulo de tierra, el cual es la más grande de las dos caras rectangulares del cuerpo del satélite, en el hay antenas de banda C para comunicación con los gateways de Globalstar y antenas de banda L y S para las comunicaciones con las terminales de usuario. Los satélites están diseñados con las mismas frecuencias y patrones de haz, lo que los hace completamente compatibles con las antenas y gateways existentes y con la infraestructura de tierra, cada satélite de segunda generación puede ser mezclado transparentemente con las operaciones de los satélites de primera generación de Globalstar.

descargar presentacion